domingo, 14 de noviembre de 2010

El Olimpo de los Dioses

No he podido escribir hasta ahora, y quizás haya sido mejor porque la decepción no es buena consejera en ningún sentido, y siempre se expresan en esos momentos, los sentimientos más ajenos a todo pensamiento constructivo. Como no soy partidaria ni de hacer leña del árbol caido, ni de lamentaciones, es mejor empezar a construir el futuro con ideas positivas.

El día de hoy ha sido decepcionante, pero es algo que podíamos haber esperado porque sabíamos que cualquier cosa podía pasar, desde lo más grande hasta lo más triste, como es lo que ha ocurrido (aclaro, triste según para quien). Pero no por ello deja de ser positiva y más que interesante la temporada de F1 2010, en mi opinión la más emocionante que yo he vivido (y esto lo he leido ya en varios sitios, con lo cual, no debo estar sola en esta idea).



Respecto a lo que ha pasado hoy, me ha parecido muy buena esta imagen, que refleja esa "sana" amistad de dos compañeros de equipo que parecen estar diciéndose:
¿Qué ha pasado? 
Por si Webber no se ha enterado, deberíamos aclararle que lo que ha pasado es que ha sido sacrificado por su propio equipo, dándole la estrategia más idónea para que ganara su compañero, el niño del "dedito", el protegido del equipo.
Pero Webber sí se ha enterado, es consciente de que juega con una baza en contra, y es que resulta que se le da por acabado, entre otras cosas, por tener unos 30 años, de tal manera que cualquier día le dan la pensión de jubilación y todo (no está mal jubilarse a los 30 y pico de años, no, lo que está mal es que te humillen y manipulen).


¡Ay, Mark, no sabes cómo te entiendo¡ Debes sentirte como un muñeco roto, una persona menospreciada, humillada y utilizada para favorecer a tu compañero de equipo. Siempre me ha resultado deprimente pensar que cada vez está más instalada en la sociedad la idea de que a ciertas edades pierdes valor, que la juventud, sea de la manera que sea, siempre tiene un lugar predominante en cualquier podio, vende más. Y esto no sólo ocurre en la F1, que es un ámbito donde podría entenderse, sino ante situaciones tales como la búsqueda de un trabajo, por poner un ejemplo. Si algo se puede cambiar al respecto me parece muy dificil, las mentalidades tardan años en cambiar, pero la tendencia creo que es la continuidad en este sentido.


Por eso hoy, en ese Olimpo particular de dioses que han hecho historia en la F1, no estarás tú, Mark, porque a alguien no le interesó. Probablemente era tu última oportunidad, pero...también creo que eres una persona que no se rinde, y, como Alonso, volverás para demostrar que en ese podio cabe alguien más mayor (que se lo digan a Schumacher).

Sobre Alonso casi no puedo hablar, la decepción es demasiado grande. Me parece que desde hoy se está diciendo todo lo que podría decirse de este último gran premio, una estrategia pésima y, sobre todo, ingenua, un coche con ciertas carencias...En fin, qué podría yo aportar a todo lo dicho: probablemente nada. Lo que ha pasado ha pasado, y nadie lo cambiará. Ahora vendrán las "hienas" a remover la carroña, pero eso ha pasado siempre en este particular Olimpo: si ganas eres el mejor sin paliativos, y si pierdes no has hecho nada durante toda la temporada. Y eso sabemos que no es cierto.

Fernando ha hecho varias cosas, todas basadas en la creación de confianza e ilusión en el equipo, a partir de ahí, a fuerza de optimismo y trabajo ha infundido la idea de que cualquier cosa era posible. Que el trabajo y la ilusión, la unión de un equipo podría llevarles a todos a lo más alto del podio. Esa idea no se ha perdido, y no hay que dejar que nadie la tire por los suelos, y sabemos que siempre habrá alguien que lo intente.


El Olimpo de los Dioses sigue esperando, para Mark, para Fernando, para todo aquél que no se deje vencer por el desánimo, la tristeza y la sensación de fracaso, para todo aquél que se levante todos los días pensando que cualquier cosa buena es posible (intentaré levantarme mañana con esa idea, me espera un reto importante).


Saludos a todos/as los que me leeis.







2 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Pobre Mark. Si no ganaba Alonso, por lo menos podría haber ganado él.

Lola dijo...

La navaja,

¡¡O incluso el mierda¡¡¡
Llegar a pensar esto es tremendo, pero es que tal como estaba la cosa, hasta nos hemos visto animando al innombrable (las cosas de la vida).
¿Arreglaste el tema de la pestaña "me gusta"? A mí me viene diferente, supongo que será nuevo.
Saludos, y gracias por pasar por aqui