domingo, 30 de enero de 2011

Todo lo que siempre quiso saber sobre las personas manipuladoras y nunca se atrevió a preguntar...

Resulta que esta es mi entrada número 13, y para celebrar tal evento (por lo del mal fario), he decidido dedicar este número tan significativo al estudio de las características de las personas manipuladoras, coincidiendo con que acabo de sufrir las consecuencias de acercarme demasiado a una de ellas.

Toda persona manipuladora necesita a su lado a una persona insegura y débil, esa es la primera premisa que debemos conocer, y fundamental para entender el funcionamiento de la mente de una persona manipuladora. Y ello sucede porque la persona manipuladora (en adelante X, por abreviar, básicamente), busca a toda costa satisfacer sus deseos o demandas, se ha acostumbrado, por las razones que sean a hacer esto, y no puede pasar sin seguir haciéndolo. Muchas veces esto sucede por la educación recibida en el seno familiar, pero otras veces estas características vienen en la propia personalidad (yo me inclino por pensar que esto más bien se aprende, como casi todo, pero se admiten opiniones).

La persona X suele ser una persona insatisfecha, que necesita la aprobación y el oido atento de los que le rodean, si no recibe estas atenciones se siente traicionado y muchas veces explotará de forma más o menos violenta, según las circunstancias y el momento. En general, necesita ser el centro de atención, la característica principal es el egocentrismo y el narcisismo. La palabra básica para X es: YO, y después también: YO. Nadie hay más importante que la propia persona, y para esto se debe mentir, traicionar, amenazar, culpabilizar....Todo por conseguir lo que se desea, si no se consigue se obtiene una sensación de frustración, como si les estuvieran traicionando.

Normalmente todo gira en torno a su propia vida, incluso sus parejas son secundarias, si no se adaptan a la vida de X terminarán por salir de su vida, con total rapidez, o incluso adaptándose, el sujeto X terminará por cansarse y buscar otra fuente de manipulación (en el caso de las parejas suele pasar que el sujeto X sea un tanto voluble, aunque dependerá de la comodidad con que obtiene lo que desea). Es verdaderamente significativo el carácter egoista y narcisista de la persona X, a mí me parece la característica fundamental, no hay persona más importante que ellos mismos, incluso en el caso de estar enamorados, su pareja tendrá problemas si no se adapta a los deseos del sujeto X.

El sujeto X tiene una serie de características (algunas ya mencionadas):
  • Utilizan como mecanismo fundamental para conseguir sus deseos la culpa, la instalan en la persona que tienen al lado e intentan que se sienta tan mal con su forma de actuar que termine por ceder a sus deseos.
  • Suelen trasladar sus propias responsabilidades a los demás, haciendo que estos se sientan además culpables si no hacen lo que se les dice.
  • Son personas herméticas, no comunican lo que sienten, se aislan y es imposible saber qué estan pensando o sintiendo, y cuando comunican algo lo hacen de forma poco clara, de tal forma que las personas cercanas sienten dudas respecto a ellos. Si luego se les requiere o se les recrimina algo, responderán diciendo que ellos ya lo habian dicho o hecho, en base a la ambigüedad con la que actúan (conscientemente en la mayoría de los casos), lo que genera siempre confusión en los demás.
  • Cambian de opinión, o de sentimientos, o de comportamiento según la persona que tengan enfrente.
  • Expone sus opiniones de manera tan convincente y clara que convence a los demás de manera fácil, es el perfecto argumentador, capar de vender una estufa a un esquimal.
  • Hace creer a los demás que deben ser perfectos para poder acercarse mínimamente a ellos, con lo cual les genera un problema de autoestima si no consiguen este objetivo que la persona X quiere de ellos. Muchas veces lo que pretende son cosas que podrían hacerse de otra manera, pero la persona X considera que sólo su forma de pensar es la adecuada, y así lo comunica a los demás, creándoles la famosa culpa si no siguen sus indicaciones.
  • Pone en duda las cualidades y la competencia de los demás, muchas veces esto genera, como en el caso anterior, problemas de autoestima a las personas cercanas, lo cual se convierte en extremadamente doloroso para éstas, sobre todo si la persona X es alguien muy cercano y querido como un padre/madre, o esposo/esposa.
  • Normalmente es cobarde y no da la cara cuando tiene que comunicar algo, suele hacerlo de manera indirecta, por ejemplo, si es tu pareja y quiere dejarte, buscará tu parte débil, la atacará durante un tiempo, te tratará de manera desconsiderada, cambiará su comportamiento para desorientarte, y cuando la otra persona se sienta mal, la dejará en base a motivos tan peregrinos como que la otra persona es una neurótica, que se inventa las cosas, etc. La forma típica de cortar una relación sería sin decirlo a la cara, de manera indirecta, generando confusión y culpa en la otra persona. Si ésta le recrimina algo, dirá que son neurosis suyas y que no quieren tener ninguna relación contigo por ello.
  • Sabe hacerse la víctima para conseguir sus objetivos y tener a todo el mundo pendiente, y para ser el centro de atención. Normalmente estará cansado, tendrá mucho trabajo, si está mal será por culpa de sus hijos, parejas, etc. Todo ello busca la compasión y la atención de los demás, o para justificar la falta de atención y consideración a tí.
  • Suele alardear de principios morales y éticos, aunque luego es el primero que no los sigue, al principio te engaña, pero no por mucho tiempo, si sabes tratarlo.
  • Suele amenazar de manera velada, para que no se note y pueda quedar bien, también utiliza el chantaje, el emocional sobre todo, para generar culpa en los demás.
  • Normalmente no escucha, sólo a sí mismo, y cuando la otra persona habla, cambia el tema y se termina por hablar de lo que quiere la persona X, si le intentas comunicar algo sobre tí notarás su falta de interés inmediatamente, con lo cual terminarás por no contar nada sobre tí, y puede que hasta te lo recrimine, y te considere muy reservada.
  • No tiene en cuenta los derechos, necesidades y sentimientos de los demás, sólo importa lo que siente él, lo que desea, lo que pretende, a veces disfraza todo esto de verdadera preocupación por los demás, pero es sólo una forma de actuar para quedar bien, en el fondo suele manejar la situación para quedar bien pero al final hacer lo que más le conviene a él.
  • Al principio se muestra encantador y halagador para gustarnos, si quiere obtener cariño o sexo será la mejor persona del mundo, lleno de amor, cariño, atenciones, pero...sólo hasta que obtenga lo que desea, después será el manipulador de siempre, y entonces puede que ya el daño sea inevitable.
  • Cuando entras en su órbita conseguirá que hagas cosas que no harías por voluntad propia, sólo por agradar a X, porque se encarga de hacerte ver que así te querrá o apreciará más. Utilizan el chantaje emocional para conseguir que hagas lo que quieren.
  • A veces mienten o adornan las cosas para conseguir lo que quieren, e incluso pueden creerse sus propias mentiras.
Esta es una relación de características que pueden darse en mayor o menor medida en unas personas u otras, yo, por desgracia, he sufrido recientemente bastantes de ellas, y no descarto sufrir alguna más, aunque espero haber aprendido la lección, porque ¿queréis aprender lecciones importantes sobre la vida? Si la respuesta es sí, no tenéis más que poner a un manipulador/a  en vuestras tranquilas existencias, seguro que os hará aprender rápidamente unas bonitas lecciones de supervivencia que dificilmente se olvidan.

Y, por último, un mensaje a todos esos sujetos X que andan sueltos por el mundo:

¡¡¡¡¡......¡¡¡¡¡¡ ( la tentación de poner algún exabrupto era demasiado fácil, no sé si aceptar sugerencias...).

Saludos a todos/as






4 comentarios:

Cata dijo...

¡LOOOOLAAAAA! ¡Pero cómo se me ha pasado el tiempo!

Qué gusto haber tenido dos minutos para sentarme frente al ordenador y poder leerte otra vez. ¡Pena no haberlo podido hacer antes!

¡Y mira que me has recordado cosas! Yo también tuve ceca una persona así. Desde entonces me quedó claro que es importantísimo no perder la fe en uno mismo y que el tiempo pone a cada uno donde debe estar. Se sufre, sí, pero se aprenden grandes cosas que nos acompañarán siempre y siempre nos ayudarán en el futuro.

Ahora que han pasado los años, casi siento lástima por aquél ser tan mezquino, inseguro, falto de escrúpulos y principios, torticero donde los hubiera, increíblemente insensible y falto de empatía para con su "objeto de acoso", y a la postre torpe, y finalmente solitario.

¿Sabes?, para mí fue una buena muestra de su "enfermedad" la completa pérdida del sentido del humor que tuvo en tiempos jóvenes. Fue filtrando sus intereses hacia una insaciable sed de poder que no tuvo éxito conmigo. En vez de sabernos compañeras ilusionadas de trabajo, como antaño, intentó echarme del proyecto que apuntalé pieza a pieza junto a todos nuestros compañeros. Una lástima haberse perdido de tan mala manera.


Afortunadamente tengo cerca a alguien que, con su actitud, siempre me recuerda que la vida se merece más respeto que el de verse sometida a los absurdos deseos de personas desgraciadamente despreciables.

Una gran descripción de la personalidad desquiciada de este tipo de elementos. Suerte haberlos podido detectar a tiempo, ¿no crees?

Nos felicito a las dos.

Un BESAZO muy grande y ¡AVANTE TODA! Hasta pronto, C.

Lola dijo...

CATAAAA¡¡¡ Lo mismo pienso yo, acabo de pasar por aquí porque estaba pensando precisamente que ya sería hora de volver a escribir algo, algo más positivo, por supuesto.
Ha sido una alegría encontrar tu comentario, como todos los tuyos (en realidad no tengo muchos más, jeje).
Pues sí, todos nos encontramos con dificultades en la vida, y si somos sensibles, éstas se hacen mucho más penosas. Bueno, ¿qué te voy a contar?
A mí me parece un aprendizaje estupendo el enfrentarse a este tipo de personas, en realidad en mi caso fue un jefe que me hizo la vida realmente imposible, aprovechando mi especial debilidad en un momento muy delicado de mi vida (la enfermedad y muerte de mi padre). Fue muy doloroso, pero siempre reconoceré a este tipo de personas manipuladoras (a veces aparecen algunas a las que no dejo ni entrar en mi vida, otras personas saben entrar sin llamar).
Por suerte yo también tengo a una persona que me hace olvidar que existen este tipo de personajes, me alegro por las dos, en el fondo, a pesar de la experiencia, somos afortunadas de haber encontrado el camino adecuado, y haber sabido esquivar los baches.

Me alegro mucho de "leerte" y de que me dediques un poco de tu tiempo, te mando un besazo muy grande.

Lola

Cata dijo...

¡Otra vez se nos ha pasado el tiempo, Lola!,

y "en pasándose tan rápido", ya que eso no tiene remedio, siempre espero que sea para bien de las dos.

Sigo asomándome por aquí cuando puedo, y hoy no quería marcharme sin dejarte un saludo y un gran besote.

¡Hasta pronto!, C.

Lola dijo...

Hola, Cata¡¡¡
Es cierto, pasa el tiempo, y yo también espero que sea un tiempo lleno de buenas cosas para las dos, yo no me puedo quejar, de hecho me siento muy feliz, y espero que tú también.
Lo único de lo que me quejo es de que estoy un poco perezosa, todos los días me digo que quiero escribir algo, y todos los días me sale algo que hacer, y lo dejo para otro día. Pero de esta semana no pasa, jeje.
Ya sabes que os deseo lo mejor, pasa por aquí cuando quieras, siempre serás bien recibida.

Un besazo, Cata

Lola