sábado, 6 de agosto de 2011

Sin palabras



A veces tienes la necesidad de expresar algo pero sabes con certeza que no habría forma mejor de expresarlo que el silencio.

Cuando llega esa certeza no hay palabra que puedas crear que pueda definir lo que sientes, no hay mejor manera de emitir mensajes que a través de la palabra no pronunciada.

Este blog suele ser reflejo de lo que siento, pero hoy no tengo palabras, tal vez tampoco hay miradas que puedan entender los silencios.

5 comentarios:

Cata dijo...

Pues hoy sí que hay alguna pequeña mirada que entienda de algunos silencios, y seguiré por aquí…

SSSSSSSSSSSSSHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

Volveremos a hablarnos. Besos, C.

Lola dijo...

No sabes cómo te lo agradezco, en algunos momentos no necesitas palabras pero sí sentir a alguien cerca, sobre todo cuando te sientes sola.

Claro que volveremos a hablarnos, estoy aquí para escucharte cuando quieras.

Gracias, y pasad buen verano.
Besos.

Lola

Carlos T dijo...

Hola, buen día

Le escribo desde Perú.

Usted con la elocuencia del silencio rebazó la expresividad que pudieran alcanzar las palabras.

Llegué hasta su página buscando una imagen de: "sin palabras"... yo escribo relatos y quería acompañar con una ilustración mi narración y me gustó la chica que queda sin palabras... ¿puedo usarlo en mi blog?

Muchas gracias.

Carlos el baterillero

Carlos T dijo...

Hola, buen día

Le escribo desde Perú.

Usted con la elocuencia del silencio rebazó la expresividad que pudieran alcanzar las palabras.

Llegué hasta su página buscando una imagen de: "sin palabras"... yo escribo relatos y quería acompañar con una ilustración mi narración y me gustó la chica que queda sin palabras... ¿puedo usarlo en mi blog?

Muchas gracias.

Carlos el baterillero

Lola Cámara dijo...

Buenas noches, Carlos,
No había visto su mensaje antes, y por eso no había contestado. Lo siento.
Me alegra saber que las palabras que utilizo, aunque sean pocas, son capaces de motivar sentimientos.
Por supuesto puede usar la imagen, es de todos y todas, y está a su disposición.
Gracias por leerme.

Lola